Buscar alternativas en los primeros pasos. para el emprendedor, profesional o Pymes
Desafíos en nuestro camino.

Muchos son los desafíos que se nos presentan en los primeros pasos para el emprendedor, profesional o PyMe, desde que comenzamos con una idea que se fija en nuestra mente. Pero dar el salto de una idea a un proyecto no es fácil. La incertidumbre que nos genera, como en cualquier faceta de nuestra vida, se presenta a la hora de emprender e iniciar, donde emprender implica iniciativa, y suele ser un momento plagado de dudas. Esa iniciativa, es elemento esencial, y requiere de nosotros, tomar muchas decisiones, trabajo y sobre todo, y ante todo, mucha constancia. 

Por este motivo, necesitamos el apoyo de otros profesionales que nos asesoren y presten sus conocimientos, experiencias… para dar vida a nuestros proyectos. Aquí es donde ProgramacionfcDesarrollo, quiere poner su granito de arena, para que ese sueño, se pueda hacer realidad.

A través de mi blog, pretendo aportar información, desde donde puedan desarrollarse grandes ideas, y provocar en las personas, la iniciativa buscar información y formación para lograr alcanzar sus metas.

bombillas con ideas
Nuestros objetivos para lograr nuestra meta.

Y por supuesto, se tiene que concretar una serie de objetivos que nos ayude a dimensionar nuestro proyecto.

Concretar los objetivos. 

Para comenzar, lo primero que tendremos que preguntarnos es: ¿cuál es el objetivo final que queremos alcanzar con nuestro proyecto? Si comenzamos nuestro proyecto con un objetivo claro, será más fácil asentar la bases y las columnas sobre las cuales vamos a construir nuestro proyecto.

Estos objetivos deben quedar plasmados desde un primer momento, conocer hacia donde nos dirigimos, nos permite conocer nuestras debilidades, amenazas,  fortalezas  y oportunidades. Elementos esenciales para conocer nuestro proyecto y su dirección.

¿Cómo diseñar y revisar los objetivos?

Los primeros-pasos-para-el-emprendedor-profesional-o-pyme, deben dirigir los objetivos, hacia el camino o el rumbo a donde nos dirigimos, por lo tanto, darnos la información necesaria para continuar en la búsqueda de nuevos objetivos y servirnos para medir los resultados.

Identificar y definir los objetivos no es una labor sencilla. Sin embargo, sólo a través de ellos, logramos obtener la información necesaria  para  crecer y conocer nuestro proyecto, con el objeto de continuar, modificar o cambiar en base a la información que vamos recogiendo.

En conclusión, uno de los métodos que podemos utilizar para esto, es el  método SMART. Este acrónimo pertenece al investigador George T. Doran y hace referencia a las siguientes características:

S (Specific): El objetivo debe ser específico y estar definido de forma clara. Una vez planteado el objetivo debe dar respuesta a las cuestiones qué, dónde, cuándo, cómo y por qué.

M (Measurable): Los objetivos a crear se deben poder medir. Ésta es la única forma de saber que si se están alcanzando o no.

A (Attainable): Las metas que se marquen deben ser alcanzables y deben ir acordes a los recursos, medios y capacidades de los que disponemos. Es preciso huir de objetivos demasiado optimistas y apostar por pequeños desafíos razonables, que unidos, supondrán un importante avance.

R (Realistic): Es preciso señalar objetivos que sean lo suficientemente importantes como para dedicarle recursos.

T (Time Bound): Delimitar el plazo de ejecución es necesario a la hora de concretar objetivos. Los desafíos deben estar temporalmente orientados y tener fecha de caducidad para evitar postergar las estrategias en el tiempo.